Continued from:

V. Definiciones

a) Disfunciones sexuales:

Son las perturbaciones cuantitativas por desequilibrio en más o menos de deseo o apetito sexual y de la capacidad funcional (rendimiento). El rasgo esencial es la exaltación o la inhibición del deseo (más frecuentemente el bloqueo) y de los cambios psicofisiológicos que caracterizan el ciclo completo de la respuesta sexual humana. Es decir las alteraciones del deseo, la excitación y el orgasmo, tanto en el varón como en la mujer.

b) Desviaciones o parafilias:

Se configuran cuando se necesita sustituir las conductas sexuales adecuadas en circunstancias en que éstas son posibles por cualquier tipo de expresión sexual que determinan para ese individuo la única manera para poder excitarse en forma sistemática y preferencial. Es decir los medios se convierten en fines, en forma reiterativa, configurando un patrón de conducta rígido que adquiere un carácter opresivo (pérdida de la libertad) impidiéndole a la persona tener opciones libres entre alternativas. Por lo tanto lo que configura la parafilia no es el «que» de la expresión sexual, sino el «cómo» se instrumenta.

Artículo escrito por

Doctor en medicina, psiquiatra, sexólogo clínico, especialista en medicina legal y docente.